Los sensores en la automatización industrial

Los sensores juegan ya un papel fundamental en nuestras vidas, pero son básicos en cualquier proceso de automatización y control industrial en Valencia. Hoy vamos a hablar de los sensores industriales y de cuales son las ventajas que aportan.

Los sensores industriales

Los procesos productivos donde entra en juego la automatización se caracterizan por no requerir de la presencia humana para llevarse a cabo, por ello, el uso de sensores permite realizar estas tareas autónomas de una manera controlada donde el sensor es capaz de ser el “observador” que ayuda a la toma de decisiones a seguir durante el flujo de trabajo.

¿Qué tipos de sensores industriales hay?

Dependiendo de los factores que tengamos en cuenta para la clasificación de los sensores tenemos:

  • Sensores activos o pasivos, dependiendo del tipo de energía que reciban para su funcionamiento.
  • Sensores analógicos o digitales, dependiendo del tipo de señal que reciban.
  • Sensores de primer orden, sensores de segundo orden, o bien sensores de orden superior, dependiendo del número de elementos de energía almacenados.
  • Sensores primarios, si se encargan de analizar la longitud, la temperatura, la presión, la intensidad lumínica, la resistencia, o bien si son sensores de flujo o caudal, o sensores de nivel.
  • Sensores de deflexión o de comparación, dependiendo del tipo de trabajo que realicen para llegar a la toma de decisiones.
Como ves, existen un gran número de tipos de sensores y es que en la actualidad casi podemos encontrarnos un sensor para prácticamente cualquier aspecto medible que nos propongamos analizar.